SCHOLPP es sinónimo de calidad.

Para nosotros como proveedor de servicios, la calidad significa, ante todo, satisfacer las necesidades de los clientes. Mejor aún si conseguimos superar sus expectativas. Para lograrlo, nuestra organización lleva muchos años trabajando conforme a un sistema de gestión de calidad integrado en los procesos. Este sistema integral bien reflexionado contribuye a que mejoremos continuamente. De este modo, podemos satisfacer las necesidades, en continuo cambio, de nuestros clientes, llegando incluso a superar sus expectativas. Así es la gestión de calidad en SCHOLPP: un proceso vivo que se lleva a la práctica y un propósito anclado en todos los procesos de la producción que beneficia directamente a nuestros clientes.