Cualquiera puede desmantelar. El desmontaje es cosa de profesionales.

En el traslado de maquinaria y de plantas de producción, el primer paso del proceso es un desmontaje correcto en el emplazamiento antiguo. Nuestros expertos saben cómo deben tratar el equipamiento sensible. Por eso, en el desmontaje no solo se incluye el desensamblaje de todos los componentes de la instalación y el corte correcto de la alimentación de medios, sino también la identificación minuciosa y la documentación, la limpieza técnica y el embalaje correcto de cada una de las partes. Puede confiar plenamente en que todo está preparado de manera óptima para un transporte seguro y su montaje posterior.

Si una máquina ha llegado al final de su vida útil, SCHOLPP también se encarga del desmantelamiento en todo su alcance. Para ello se toman todas las medidas de seguridad necesarias y se garantiza y certifica la eliminación adecuada de los materiales.