No nos vamos hasta que la máquina funcione de manera impecable.

Al final del traslado de la maquinaria o de los nuevos montajes se encuentra la puesta a punto de la capacidad de funcionamiento o de producción. En este campo también destacamos, al fin y al cabo, nuestros expertos se han encargado de todas las medidas anteriores. Sobre la puesta en funcionamiento elaboramos un acta de recepción que documenta, tanto para usted como para nosotros, que todos los pasos necesarios se han llevado a cabo de manera correcta. Todo está fijado previamente en un cronograma y garantiza la calidad de nuestros servicios.

La validación, a pesar de la particularidad de cada proyecto, juega un papel importante para nosotros: La cadena de procesos es lógica, está asegurada y puede repetirse siempre con la misma calidad. SCHOLPP le acompaña a lo largo de toda la vida útil de las instalaciones técnicas, más allá de la puesta en funcionamiento. Además, para que el proceso de producción se realice sin complicaciones y la disponibilidad de la instalación sea del 100%, también le apoyamos en el mantenimiento.